No Trate más de ser Perfecto

Cuando brindo asesoría en comunicación oral a los ejecutivos y cuando conduzco seminario de habilidades de presentación para corporaciones, una de las primeras cosas que yo digo es esto:

El tratar de ser perfecto puede arruinar sus presentaciones.

¿Por qué?

 

Primero: La gente desea tratar con seres humanos, no con robots.

Para ilustrarlo : cuando usted escucha a un conferencista que es muy preciso en su enunciación, altamente programado con gestos preestablecidos y fluido sin un solo error, usted pudiera reaccionar negativamente.

Usted puede sentir que usted está observando un actor, y no una persona real.

 

Un ejemplo prominente con el cual usted podría estar familiarizado: Bill Kurtis, productor ejecutivo y anfitrión de tres espectáculos ganadores de premios del Arts and Entertainment network-- Investigative Reports, Cold Case Files and American Justice.

 

A pesar de que Kurtis ha sido ampliamente aclamado a través de sus cuatro décadas de periodismo investigativo, nunca le observé sin pensar “esto es un gesto planeado”, o “el planeó la inflexión que él utilizó en esta frase.”

Es altamente exitoso, no hay duda de que él ha logrado satisfacer las expectativas de millones de espectadores.

 

Aún así, no recomiendo que le tome como un modelo de los presentadores a los cuales estoy entrenando.

 

Kurtis representa un nivel de formalidad que se encuentran los límites de la rigidez excesiva, según mi opinión.

 

Sabiendo esto le motivara a relajarse un poco, y permitir a la gente que lo vea tal como usted es.

Ellos sabrán entonces que están escuchando al auténtico usted.

 

Segundo: La búsqueda de la perfección crea una perspectiva nociva.

Estoy seguro que usted ha analizado eventos anteriores que, en ese tiempo parecían muy críticos para su éxito profesional - su informe a los miembros de la junta directiva, su explicación acerca de por qué su compañía había decidido fusionarse, o su charla cada cuatro meses con la fuerza de ventas. Usted temía que un desempeño menor que perfecto echaría a perder su trabajo y su profesión.

 

¿Qué pasó en realidad? Durante la charla, usted se equivocó unas cuantas veces, tartamudeó en una frase, tuvo que corregir un dato que estaba equivocado.

Para su sorpresa, los resultados no fueron malos después de todo.

Usted logró su objetivo.

 

A pesar de que usted obtuvo un desempeño entre el 80% y el 85% su potencial, fue lo suficientemente bueno.

 

De tal manera, que si usted se hubiese sobrecargado durante la presentación respecto a estas imperfecciones, usted hubiera caído a un nivel de destreza igual o menor al 50%.

 

El autor Mark Twain se convirtió en un reconocido orador, realizando presentaciones por todo el mundo-Nueva York, Londres, Hawái, Venecia, Berlín, Melbourne y Calcuta.

 

Sin embargo, él tuvo varios momentos realmente desagradables en escena, con grandes audiencias presenciando sus errores.

La primera vez que trató de hablar al público, su memoria y sus nervios le fallaron.

 

Por dos minutos sus escuchas y él tuvieron que padecer un agonizante silencio antes de que él pudiera comenzar a hablar. Periódicamente, él experimentaba otros problemas en el escenario.

 

Afortunadamente, él aceptaba su imperfección, mantenía un sano sentido de las proporciones y realizaba la siguiente presentación con su confianza intacta.

 

Como Twain, podemos recuperarnos de aquellas ocasiones en que las palabras no podían salir, o salían equivocadamente.

Nuestra carrera va a continuar sin ni siquiera un hipo.

 

Tercero: si usted intenta ser absolutamente perfecto en cada presentación que usted realiza, en cada reunión que usted dirige, su preparación se va a mover tan despacio que usted no tener tiempo para cumplir con sus otras responsabilidades.

Mi consejo: Prepárese rápidamente, sin temer a los errores.

 

Luego revise su entorno para evaluar la organización, los hechos, las ilustraciones y la longitud predecible.

 

No solamente usted logrará hacer más, sino que usted trabajará más creativamente pues usted no estará paralizado por el miedo.

 

Cuarto: el prepararse excesivamente para una presentación reducirá su entusiasmo.

Para cuando llegue el tiempo de dirigirse a la audiencia, usted habrá revisado, reescrito, ensayado y realizado tantas actividades relacionadas con lo mismo que usted habrá perdido el ánimo que usted sentía cuando seleccionó su tema.

 

Las audiencias desean “la ilusión de la primera vez,” este es un término que hemos tomado prestado del teatro.

 

Cuando la audiencia ve que se levanta el telón, los actores deben dar la impresión de que esta es la primera vez que ellos han pensado esos pensamientos, dicho estas palabras y realizado estos gestos, a pesar de que la obra haya sido presentada docenas o posiblemente cientos de veces.

 

De manera similar, su audiencia espera creer “que esta es la primera vez que suceden las cosas.”

Ellos desean sentir su energía y entusiasmo.

 

Quinto: Tenga siempre presente que es nuestra imperfección la que hace que la vida sea interesante, motivante y gratificante.

El experto en negocios Donald Trump no ha hecho todo siempre perfecto.

Algunos de sus casinos han quebrado.

 

El jugador Tiger Woods tuvo un lapso de tres años sin ganar un torneo importante en el golf antes de ganar el Masters de 2005. Martha Stewart tuvo que dejar su imperio para pasar un tiempo en la prisión.

 

Para sintetizar: Sea real, no se estanque en sus propios errores, reserve tiempo para sus otras cosas mientras usted está trabajando en su discurso, evite quemarse emocionalmente y acepte la imperfección como algo normal.

A su audiencia le van a agradar mucho los resultados y a usted también.

 

Artículo traducido y publicado con autorización expresa del autor
Artículo traducido en español exclusivamente para EmpresarioVirtual.com por Monica Yaneth Loeb Willes

La utilización de este artículo en cualquier medio está expresamente prohibida sin la autorización por escrito de la editora.
Crédito de las imágenes: Pixabay

 

Bill Lampton, Ph.D.

Bill Lampton, Ph.D.

Bill Lampton, Ph.D. -- autor de "25 Ways to Control Your Stage Fright:--and Become a Highly Confident Speaker" – le ayuda a llegar al primer lugar!

 

Bill colabora con organizaciones a fortalecer su comunicación, motivación, servicio al cliente y ventas, a través de sus conferencias, seminarios, consultoría y soporte empresarial.

 

Sus charlas, seminarios, y sesiones de entrenamiento en comunicaciones han beneficiado a muchas organizaciones.

 

Algunos de sus cliente son Ritz-Carlton Cancún, Gillette, Duracell, Procter & Gamble, Missouri Bar, CenturyTel, British Columbia Legal Management Association, y la Environmental Protection Agency. (EPA).

 

Bill es un aclamado experto internacional en comunicaciones, motivación, ventas y servicio al cliente.

El ha sido entrevistado por Delta SKY, el Washington Post, Entrepreneur, Cosmopolitan, Investor´s Business Daily, UPI, Gannet News y otras publicaciones de renombre.

 

Su lema: ""¡Comunícate con elegancia, persuasión y ganancias!"


Información adicional acerca del autor:



Organización

Championship Communication



Información de Contacto del Autor

El autor ha solicitado expresamente que coloquemos esta información de contacto en su perfíl:

Sitios web :

Video Blog : Video Blog del Autor (en inglés)

Email : drbill@bizcommunicationguy.com

Teléfono : 678-316-4300 - Gainesville, Georgia, Estados Unidos.

 

bizcommunicationguy.com